Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
Cuando una de nuestras puertas presenta algún problema como que la llave por alguna razón no entre, o en algún caso se haya partido, es necesario reemplazarla para que de esta manera se solucione el problema lo antes posible.
Una de las cosas que siempre tenemos que fijarnos es si la cerradura no se encuentra dañada, ya que si tiene algún tipo de problema esta puede terminar dañando nuestra llave, lo cual termina siendo un percance aún mayor.
Contratar a un cerrajero puede ser una solución realmente fácil, sin embargo, estos pueden terminar cobrando mucho, y no siempre tenemos la capacidad de poder pagar este tipo de servicios.
Si vas a cambiar la cerradura tienes dos opciones, puedes cambiarla toda o simplemente puedes sacar el bombín, el cual es el cilindro donde se mete la llave, que normalmente suele tener la forma de pera. Ambas opciones son buenas opciones al momento de mejorar la cerradura.
Estos son los tres pasos para cambiar la cerradura
Antes de cambiar la cerradura debes tener en cuenta que necesitas los implementos necesarios. Primero necesitas un destornillador de estrella para poder quitar los tornillos. Y segundo necesitas una cerradura nueva para que puedas reemplazarla por la vieja que ya tenías.
Ahora bien, estos son los pasos que debes seguir para que cambies tu cerradura rápidamente:
Debes desmontar los tornillos que se encuentran en la parte frontal de la manivela y luego poco a poco sujeta de ella para que puedas sacarla.
Debes extraer el bombín, sacando los tornillos que lo fijan a la cerradura, luego con un pequeño giro puedes sacar el bombín.
Ahora debes quitar los tirafondos que se encuentran en los laterales de la cerradura usando el destornillador. Y luego con tu mano presiona la cerradura para que de esta manera puedas sacarla.
Algo que debes tomar en cuenta es que puedes comprar tu cerradura utilizando la que has extraído, de esta manera tendrás la cerradura nueva exacta a la tuya.
Debes considerar que esta debe encajar perfectamente ya que de lo contrario va a ser una pérdida de tiempo y puedes terminar dañando la puerta.
Hacer todo esto puede ser realmente práctico para ti, a veces contratar a un cerrajero puede ser muy difícil, y como ya tienes los pasos tienes la oportunidad de sacar cualquier cerradura de las puertas que tienes.
Ahora, algo que debes tomar en cuenta es que si tienes una cerradura blindada, lo más seguro es que debes sacar también la manilla para que de esta manera sea mucho más fácil poder cambiar la cerradura y poder reemplazarla.
Estos pasos son realmente buenos para poder reparar las puertas de hogar, con los instrumentos necesarios y la práctica podrás hacerlo cada vez más fácil.
Así que ya tienes una nueva forma de salir de este tipo de problemas, sin necesidad de gastar tanto dinero en cualquier tipo de servicio especial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies